Saltar al contenido
altavoz.online

¿Qué son los altavoces pasivos?

parlante pasivo

Los altavoces pasivos son una de las mejores opciones para construir tu sistema de audio de forma flexible. Los parlantes pasivos necesitan de un amplificador externo, y la gran mayoría de altavoces de alta fidelidad son de este tipo. Si estás pensando en comprar un par de altavoces pasivos estéreos para tu salón, no te pierdas este artículo.

¿Cuál es la diferencia entre altavoces pasivos y activos?

Para que puedas escuchar tu canción favorita a todo volumen, tu equipo de sonido necesita de tres piezas fundamentales: Un reproductor, un amplificador y un altavoz. El reproductor es el encargado de reproducir la música, puede ser el móvil, tu TV o el PC. A continuación, el amplificador entrega la potencia necesaria para mover la membrana del altavoz y conseguir que, finalmente, suene la canción al volumen deseado.

que significa bocina pasiva

Los altavoces activos integran dentro de su misma caja amplificador y una bocina, por lo que tan solo necesitas el reproductor. Es la estructura típica de la mayoría de altavoces bluetooth, PC y barras de sonido.

Por el contrario, los altavoces pasivos no incluyen el amplificador. Hacen uso de un amplificador externo, que se encarga de alimentarlos con potencia. Generalmente, este tipo de altavoces se aplican a sistemas de home cinema, y suele ser la configuración favorita de los amantes de la alta fidelidad.

¿Altavoz pasivo o activo, qué es mejor?

Pues todo depende del uso que les quieras dar.

Comodidad

Claramente, los altavoces activos ganan la batalla en este apartado. Tan solo tienes que ir a la tienda, comprarlos y enchufarlos a la luz para comenzar a escuchar música. El sistema es mucho más compacto, y tecnologías como el bluetooth nos permiten sistemas de audio estéreo sin la necesidad de cables.

En cambio, los altavoces pasivos necesitan un amplificador externo para funcionar, por lo que ocupan más espacio y necesitan de cables de conexión.

que son parlantes pasivos

Flexibilidad

Éste es el gran punto fuerte de los sistemas de altavoces pasivos. La posibilidad de cambiar cualquiera de las piezas del sistema por un menor coste que en el caso de los activos dotan al sistema de mayor flexibilidad. Los sistemas de bocinas pasivas pueden ser mejorados pieza a pieza, y siempre son una mejor opción en caso de avería.

Por el contrario, los altavoces activos son mucho más rígidos en cuanto a mejoras se refiere. El incesante ritmo de la tecnología actual puede hacer que se queden obsoletos en algunos años, teniendo que cambiar el sistema por completo.

Calidad del sonido.

Los altavoces activos presentan una ventaja técnica sobre los pasivos. Y es que los sistemas pasivos convierten la señal digital de la canción en analógica dentro del DAC del amplificador, por lo que una señal electrica analógica debe viajar por el cable desde este hasta los altavoces.

Debido a la longitud del cable, puede provocar interferencias bajando la calidad del audio del sistema. Cabe decir que con unos cables bien apantallados y de calidad, no deberíamos tener grandes problemas.

Por el contrario, los altavoces activos convierten la señal en analógica justo antes de llegar al parlante, reduciendo la extensión de cableado y por consiguiente minimizando la posibilidad de interferencias.

comprar bocina

Precio

Hemos visto que los altavoces activos sufren más el tema de las interferencias. Pero también hay que decir que, generalmente, un sistema de pasivos suele ser más barato que uno de activos de su misma gama. Es por ello que podemos encontrar sistemas de altavoces pasivos HiFi de excelente calidad a precios menores que un conjunto de activos. La relación calidad precio la gana los altavoces pasivos en este caso, sobretodo si encuentras una buena oferta.

¿Te ha quedado claro lo que es un altavoz pasivo? En tu caso qué prefieres, ¿Altavoces activos o pasivos? Déjanos un comentario!